ansiedad, Personal, salud mental, Vida

Vacía.

He ido con suficientes psicólogos para saber que en mi cabeza habitan dos demonios. Uno hace que me sienta apática y desganada, melancólica y sin ganas. El otro hace que me preocupe por escenarios creados en mi cabeza, que no soporte la idea de salir de mi casa y no me deja dormir. A veces me hacen no tolerar vivir bajo mi propia piel.
Pero hoy, no el día en que estoy subiendo esta entrada sino el día que la estoy escribiendo, me siento vacía. Lo cual al mismo tiempo es una mentira ya que siento todo, con demasiada intensidad, pero no es agradable, así que me concentro en ese punto entumecido, en ese vacío.
Fuera del dolor de espalda que me está matando, he preferido no sentir. No quiero sentir coraje contra una persona que para empezar ni conozco y en segunda, no es una amenaza, solo es alguien con grandes esperanzas, esperanzas que en algún punto también compartí.
No quiero sentirme sola porqué en más de una ocasión he perdido a personas a las que consideraba amigos y por sus propias razones me alejaron de sus vidas. Así mismo mi gran desconfianza de conocer gente nueva porque quien sabe qué pueda esperar de ellos.
Tengo miedo de no cumplir las expectativas de la gente importante en mi vida, pero más que eso es no cumplir mis propias expectativas, que mis sueños se queden como eso y no logre llegar a mis metas.
El terror de que mi pasado influya y defina mi presente (y futuro) porque siendo realista, muchas veces siento que es lo que pasa.
Quiero sentarme y llorar por el tiempo que sea necesario, sin temor al qué dirán. Quiero expresar todo lo que tengo en mi cabeza y corazón. Estoy cansada de sentirme así, de que cada sentimiento, cada emoción me ahogue.
Es increíble sentir que puedes vomitar arcoiris de tanta felicidad, pero sentirte tan triste que te dan ganas de vomitar (literal) no es nada agradable. 
Siempre he dicho que sobre todo, primero voy yo; amor, respeto, paciencia. Todo comienza desde uno mismo, me encantaría decir que las terapias me ayudaran, pero sé que todo esto es algo aún más personal.
Una disculpa para los que esperaban algo más… pau, pero después de mucho pensarlo quise compartir esto, porque sé que no soy la única, allá fuera hay alguien viviendo un infierno parecido y si esto, saber que no son los únicos, es suficiente consuelo para alguien, adelante.
Espero que el resto de ustedes, extraordinarios seres, tengan un increíble día.
Besos, 
Paulina.

1 comentario en “Vacía.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s