23, consejos, Personal, Tips, Vida

23 Cosas Que Aprendí a los 23.

Tiene mucho que no escribo, no sabia qué escribir, sobre qué podía hacerlo. El 2015 concluyó recientemente y como algunos sabrán, mi cumpleaños fue en diciembre. Así es, cumplí 24 y a pesar de todo el drama de envejecer y lo mucho que me incomoda cumplir años, el pasado 21 de Diciembre lo pasé bastante calmada y sin temor del nuevo número.
1. Los cambios son buenos. 
Por ejemplo, comencé el 2015 y mis 23 años cortando mi cabello. Ha sido lo más corto que lo he tenido, no fue fácil pero definitivamente lo valió.
2. La vida está llena de decisiones.
Como ser honesta contigo misma y con los demás y cambiarte de carrera.
3. No puedes salvar a quien no desea ser salvado.
Como amiga/o puedes lucirte e intentar animar a tu amiga/o pero si ellos desean estar en ese hoyo y se rehusan a aceptar tu ayuda, no hay nada que puedas hacer más que esperar.
4. Guarda silencio.
Siempre he sido muy contestona, simplemente no podía quedarme callada. Pero en ocasiones, quedarse callado es el movimiento inteligente, no pareces débil ni que estés dando la razón, solo estás siendo sabio.
5. La edad es solo un numero.
Al cambiarme de carrera, naturalmente la mayoría de mis compañeras son menores que yo. He aprendido tanto de ellas que aveces olvido la diferencia de edad, así que llegué a la conclusión de que la edad es solo un numero, no algo que nos defina.
6. El tiempo para mí es el más valioso.
Decidí que quería dedicarme más tiempo, consentirme. Incluso compré mascarillas y cosas para mimarme. Lo he disfrutado como no tienen idea.
7. No soy la amiga soñada.
Descuidé amistades, me alejé de muchas otras. Al final del día, no soy la amiga soñada, y está bien no serlo, siempre y cuando no sea un estado permanente.
8. La enorme diferencia entre “lo necesito” y “lo quiero”.
Solo en momentos así fue cuando de verdad me sentí adulta, cuando elegía lo que quería pero no necesitaba (más libros) sabía que apenas saliera de la tienda me iba a arrepentir, sí fue así pero meeh.
9. Beber o no beber, he ahí el dilema.
Deje de consumir alcohol de forma considerable y no me arrepiento. Claro de vez en cuando se me antoja una cerveza o echar unos tragos con mis amigas, pero ya no pedas calidad bulto o tener lagunas mentales.
10. Está bien tenerle pánico a los aeropuertos.
Durante este año de vida estuve más seguido en aeropuertos de lo que puedo recordar de mis ultimos 10 años de vida. Lo cual significa que por primera vez en mucho tiempo me tocó viajar sola en un avión y no se confundan, no me da miedo volar, pero los aeropuertos, esos son otra historia.
11. La imagen que comparto.
Al cambiarme de carrera aprendí muchas cosas, por ejemplo, la importancia de la imagen que muestro a los demás. Quién diría que la gente me percibían tan diferente a como soy.
12. Sigue tus pasiones.
Si alguien de los que me conocieron durante la prepa está leyendo esto, sabrá que el campo de la moda siempre fue mi pasión, que en mi último año de prepa decidí cambiar a gastronomía por cuestiones estúpidas pero que al final de todo, volví a lo que ha sido mi pasión desde que tengo memoria.
13. JUST DO IT!
Muchos se han burlado del vídeo de Shia Labeouf, honestamente yo lo hice también, pero el mensaje no deja de ser cierto. Cuantas veces postergamos las cosas que queremos hacer, que debemos hacer. Solo hazlo. 
14. Sentarse frente a una cámara no es tan fácil.
Como muchos sabrán, comencé mi canal de youtube (razón por la cual me alejé de aquí) y no es nada fácil pensar temas. Pensé en tocar temas como los que he tocado aquí, pero no es fácil hablar de ellos, es muy diferente exponer lo que escribo a exponerme hablando de algo que creo comprender.
15. La magia está en lugares nuevos.
Siempre he amado viajar, afortunadamente mis 23’s estuvieron llenos de viajes, conocer lugares de este hermoso país y enamorarme más de su territorio.
16. Apreciar el arte.
Gracias a mi clase de cultura, aprendí a apreciar el arte, no considero ser una experta pero definitivamente me he vuelto más crítica a la hora de estar en museos y ese tipo de cosas.
17. Nadie tiene porque soportarte.
Cada persona está pasando por diferentes cosas, no tienen porque soportar tus dramas, tu necesidad de llamar la atención, tu lo que sea. Si alguien desea escucharte es su decisión, no porque esté obligado a ello.
18. BAILA!!!
Puede ser muy tonto, ya que yo no bailo, no realmente. Pero en definitiva, bailar mientras voy en el auto ha sido a lo que me he dedicado durante todo el año, gente se ha reído y la verdad, no me importa, yo la paso bomba mientras bailo en el tráfico, a parte que me ayuda a liberar el estrés que me ocasiona manejar.
19. Llora!!!
Probablemente desde que deje de ser teen, ha sido el año que he llorado más. Por cosas simples, por miedo, de felicidad, de coraje, etc. Dejé de contener todas esas lagrimas y dejé que fluyeran, se siente bien.
20. No soy feminista.
ES-CAN-DA-LO. Tranquilos y tranquilas. No significa que esté en contra del feminismo, ni de lo mucho que hacen las feministas, no las extremistas ni las que se sienten amazonas. Simplemente me di cuenta que no me siento cómoda perteneciendo a un ismo. Quizá luego profundice en este tema.
21. No le debes explicaciones a nadie.
Así, sin explicaciones.
22. Amar con locura.
Una disculpa enorme a los que probablemente taché de locos porque simplemente no comprendía como se sentían, estaban en lo correcto y yo estaba equivocada, amar es increíble y ser amado de vuelta es absolutamente magnífico. 
23. Yo vine a pasarla bien.
Mi última lección de los 23, después de tantos dramas y angustias y problemas, concluí que yo vine a pasarla bien, en mis estudios, en el trabajo, en mi relación con mi novio, amigos y familia, verlo lo más positivo posible, aun cuando sienta que me voy a desmoronar, mi fin es hacer lo que amo y hacerlo con la mejor actitud posible.
Son cosas simples, pero que me han ayudado a crecer como persona de forma increíble, al igual que todas las personas que estuvieron durante este año y me enseñaron algo. La vida sigue, espero aprender más cosas durante este año de vida, ya he aprendido varias que merecen su propia entrada, en fin.
Feliz año nuevo! 

Besos,
Paulina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s