amor, break, desamor, relaciones, soltería

Está bien darse un break amoroso.

Tiene demasiado tiempo desde que mi ultima relación formal termino. Recuerdo sentir mi corazón roto, sentirme sola y me encantaría decir que me comí mis sentimientos pero no, los deje con hambre, con harta hambre. Había puesto demasiadas emociones, demasiado tiempo y siendo honesta un poco de mi cordura también estaba invertida en esa relación que acabo y me había dejado perdida.

Mientras decidía qué hacer con mi vida amorosa, me di cuenta que no me podía concentrar en muchas cosas. No era porque acabara de salir de una relación, sino que él era una constante en mi vida. Me hacía sentir segura y en ese momento me di cuenta que muchos de mis sueños los había ligado a él, la simple idea de necesitar a alguien que no tenía interés en mí, me aterraba, porque al final del día yo no estaba segura de quién era yo sin él.

La ruptura me dejo en un torbellino de emociones al que no estaba lista. Mi sanidad se había apagado misteriosamente y la simple idea de estar con otro individuo me parecía tan fuera de lugar. No me malinterpreten, sigo siendo la romántica empedernida, enamorada de la idea del amor pero, en aquel momento, después de varios días llorando y de encontrarme en la playa disfrutando de chelas con mi familia, me dije a mí misma: “Necesito un break“. No es como si tuviera un gran historial de relaciones, pero esa fue la primera vez que me enamoré (o lo que sea que sentía la Paulina de aquellas fechas).

Ahora en mi experiencia, después de varios años soltera, me he dado cuenta que mucha gente interpreta el estar soltero como algo malo. Como cuando te preguntan si sales con alguien y dices que no, las personas suelen disculparse o dicen “ya encontraras a alguien“. Era incómodo, al grado que no comprendía cual era la falla en estar soltera. Ultimadamente ¿por qué me lanzaría a una relación que no quiero? Solía ser la clase de persona que te podía decir dónde se veía en 5, 10 o 20 años. Sabía lo que quería y esperaba de la relación y cuando ésta termino, me sentí perdida, pero aprendí a aceptar el “no sé”.

No sé dónde estaré dentro de 10, 15 o 20 años, dónde viviré, pero poco a poco lo voy descubriendo y por eso mismo quiero seguir pasando el tiempo conociéndome. No hay nada malo con decidir estar soltera, no tiene nada de malo que prefiera conocerme mejor a mí misma antes de gastar tiempo conociendo a alguien más. Quiero encontrar esa pieza de mí que sea segura de sí, probablemente está abajo de todas las inseguridades. Tomar la decisión de estar soltera ha sido increíble y la verdad, me siento como en la cima del mundo.

Besos,
Paulina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s