a través de mí, carajo, Personal, sentimientos

A través de mí.

Creo que nunca olvidaré la primera vez que un chico coqueteo conmigo en secundaria. “A.E.”, un chico que acababa de conocer, amigo de una chica con la que me juntaba en aquella época. Después de pasar un día en el centro, regresamos al anochecer a casa de ella y estando en el jardín me acosté a ver las estrellas, él se acostó también y después de estar platicando me dio un beso en la cabeza.
“¿Por qué hiciste eso?” le pregunte confundida.
Por nada” contesto.
Sentí como me ruborizaba y mi corazón se aceleraba. Había visto a mis amigas coquetear y ver como actuaban con sus novios. Pase el resto de la semana pensando en ese pequeño acto de afecto, preguntándome cosas como “¿le gustaré?” “¿Me ama?” o “Quizá solo le gusta darle besos en la cabeza a las personas”. Esperé con ansias volverlo a ver y así poder estudiarlo como si fuera un experimento científico y tuviera que analizar cada interacción que tuviéramos, buscando pistas que me dieran alguna idea de qué sentía el por mí.
Cuando me pidió que fuera su novia, recuerdo sentirme vista. Crecí con la idea de que el amor no existía, y tenerlo a él, pidiéndome formar parte de su vida, viéndome de una forma en la que nunca nadie me había visto. Me sentí especial. Verán, cuando estaba en la adolescencia no me gustaba mucho y estaba demasiado obsesionada con mis propias inseguridades. Digo, era demasiado alta y flaca, me sentía demasiado incomoda en mi propia piel y no había nadie que me dijera que era “normal” sentirme así. Pero con ese pequeño beso, todo cambio; me sentí vista y me gusto esa sensación. “Ya entiendo” pensé “el porque la gente sale en citas”. El salir con este chico y saber que alguien podía encontrar mi awkwardness atractivo me hizo, tiempo después, salir con varios chicos, pero nunca nada serio. 
Durante la prepa me acostumbre que la mayoría del tiempo mis amigas dedicaran el 95% de su tiempo a sus novios (razón por la cual me hice la promesa de jamas poner a un hombre antes de mis prioridades y amigas). Pero fue hasta la universidad donde me tuve que acostumbrar a muchas personas diferentes y nuevas. Entre esas personas estaba un sujeto, atractivo a simple vista, conforme comenzaron nuestras clases me di cuenta que era inteligente y con buenos gustos musicales, pero como yo, había muchas otras que lo encontraban atractivo. Para mi buena suerte (y mi awkward self) se sentía atraído por mí. 
Él era tan diferente a todos aquellos chicos con los que había salido, él podía ver mas allá de la pantalla que ponía al mundo, él veía a través de mí. 
Por vueltas del destino las cosas acabaron, pero es curioso, la confianza que me dejo esa relación continúa; pero decir que he encontrado a otra persona (que no sean mis amigas) que tenga esa habilidad de ver a través de mí, no. Espero toparme a alguien con esa magia por una segunda vez en mi vida, y si yo puedo mantener esa esperanza, ustedes también pueden. 
Besos,
Paulina.

4 comentarios en “A través de mí.”

Responder a Paw Manjar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s