puebla, recuerdos, Semana

Semana #4

La semana pasada estuvo llena de diversos acontecimientos, que creo, merecen un espacio aquí.
Comencemos con el lunes 10.
Fue un día bastante normal, hasta que iba de salida en la tarde, y una pequeña caja blanca en la mesa llamo mi atención. Mi curiosidad fue mayor y revise la etiqueta, ya saben, para ver a quien estaba dirigido. Mi sorpresa y emoción aumento cuando vi que era un paquete el cual llevaba esperando por casi 1 mes. Mis labiales de Lime Crime por fin habían llegado y yo explotaba de emoción. Tanto que me demore 1 hora para salir del departamento. Obviamente me probé todos y sí, estoy perdidamente enamorada de todos.
El miércoles desperté tarde y con una sola idea en la cabeza, “necesito quitarme el verde del cabello”, estaba harta, y pues como había dicho, quería volver al rojo. Fui a comprar los tintes y estando ahí me di cuenta que no quería volver al rojo, así que compre varios tintes y huí a la estética. Le presente la idea a la única persona a la que le confió mi cabello y pues, se puso a trabajar.
Tuve mi momento Frozen, y pues después de muchas, muchas horas sentada, no se termino el trabajo, como es costumbre (tengo demasiado cabello). Pero ya estaba casi listo.
El jueves a primera hora, fui a que terminaran el trabajo, mi cabello quedo listo. Y yo, sumamente feliz. 
Esa noche de cierta forma comenzó mi fin de semana. Con una muy buena cena y compañía, platicas hasta las 6 de la mañana y hartas sonrisas.
Pésima foto, lo sé. El viernes, fue un día bastante interesante. La pase con mi roomie, después fue el show donde tocaría la cachorra de Are y en el que vería al barbón de Juan, que al parecer solo nos toparemos en eventos de ese tipo o mis visitas esporádicas al DF. Buena música, buenas bandas. Un desmadre de noche, siendo guía de los chilangos, poca fiesta y muchas chelas. Regresar a casa a las 5am y hacer un recuento de los daños.
Luego fue sábado y pum! Saint Patrick’s! Celebrando a las pequeñas Patricias por su santo, y otros pretextos para beber y para que Faby viniera de visita. Una excelente oportunidad para usar mi labial verde. Después de varias cervezas verdes proseguimos a movernos a Cholula, ir a Zuntra y bailar mucho. Ser acechada por chicas, huir a Barfly, beber, huir por costras, cenar. Volver al Zuntra y seguir echando el twerk. En fin, excelente noche con excelentes amigas.
El domingo fue de despertarse tarde, comer sushi, ir a buscar libros y debido que la librería estaba cerrada quedarnos a beber unas chelas, movernos a un bar, seguir bebiendo. Regresar a casa y ver películas de Joseph Gordon-Levitt. Tranquilo y con chelas bien muertas, así es como deberían de ser todos los domingos. 
En fin, eso fue mi semana. Muchos recuerdos, muchas buena vibra, y la mejor disposición para que todo se repita, pronto. 
Besos,
Paulina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s